Friday, April 23
Shadow

Una peculiar racha negativa de Lionel Messi pone contra las cuerdas al Barcelona – Clarín

A los tumbos anda Barcelona en La Liga. El empate del sábado frente a Alavés encendió definitivamente la alarma de los catalanes, que sólo pudieron sumar dos puntos de los últimos 12 y se alejan cada vez más de la punta del torneo: ahora quedaron a nueve. Mucho tiene que ver la racha negativa de Lionel Messi para un comienzo de torneo en los últimos 13 años.

El crack no pudo convertir en los últimos cinco partidos y sólo marcó de penal en el amanecer del torneo, con la goleada por 4-0 frente a Villarreal. Con un solo gol en las primeras seis fechas, el máximo anotador azulgrana registra uno de sus peores arranques como goleador y también como asistidor. En las últimas cinco fechas no logró ni una asistencia y lleva 540 minutos sin marcar un gol en la Liga. 

Para encontrar el primer mal arranque de Messi hay que rebobinar 13 años, a la temporada 2006-07. Allí había marcado tres goles en las primeras seis fechas (frente a Celta de Vigo, Osasuna y Sevilla). Claro está, con otros compañeros, como Ronaldinho, Saviola o Samuel E’to.

Otro triplete similar se produjo en la temporada 2010-11, cuando le convirtió a Racing de Santander, Atlético de Madrid y Mallorca. Aunque en esta temporada Barcelona culminaría como campeón. Un hecho que se repetiría en la temporada 2015-16, cuando Messi volvió a hacer sólo tres en ese período: uno a Atlético Madrid y dos a Levante, con otro título catalán.

Messi busca explicaciones frente a Alavés en un duelo que Barcelona a pesar de contar con un jugador de más, no pudo superar. (Foto AFP)

Messi busca explicaciones frente a Alavés en un duelo que Barcelona a pesar de contar con un jugador de más, no pudo superar. (Foto AFP)

Aunque tenga dos partidos menos disputados (debe enfrentamientos frente a Elche y Athletic Bilbao), la preocupación se multiplica en Barcelona: flojos rendimientos y malos resultados se transformaron en un cóctel dificil de digerir. Y aunque las culpas son repartidas, los números hablan por sí solos.

Dentro de los malos arranques para el crack está exceptuada la temporada anterior, cuando Leo no jugó durante las primeras cuatro fechas por estar lesionado. 

El hincha catalán está acostumbrado a otra cosa si se trata de Messi y de sus explosivos comienzos de temporada. Y la estadística es contundente: cinco goles en tres temporadas consecutivas (2007-08, 2008-09 y 2009-10) y misma cantidad de goles durante los torneos 2014-15 y 2018-19.

Seis goles en las seis fechas iniciales en la temporada 2012-13, siete tantos en el campeonato siguiente, ocho en la 2011-12 y la escalofriante cifra de nueve goles en seis partidos durante La Liga 2017-18.

Ronald Koeman, técnico de Barcelona, se lamentó por las oportunidades desperdiciadas. Foto: AFP

Ronald Koeman, técnico de Barcelona, se lamentó por las oportunidades desperdiciadas. Foto: AFP

Acostumbrado año tras año a estar en lo más alto de la clasificación de goles y asistencias, Messi no encuentra su nivel y el Barcelona lo está pagando. El último dato: los cuatros goles del rosarino desde que arrancaron la Liga, la Champions y las Eliminatorias Sudamericanas han sido sólo de penal: Villarreal, Ecuador, Ferencvaros y Juventus.

A la sequía de Messi se suma la ausencia de un “9”. Barcelona prescindió de Luis Suárez, ahora en el Atlético de Madrid, que en el torneo pasado había convertido 16 goles. Y como no pudo contratar otro centrodelantero de su categoría, el equipo está cuesta abajo. Eso sumado al poco protagonismo de jugadores como Griezmann o Dembélé, que despilfarran situaciones claras.

Sin los goles de Messi y la ausencia de un centrodelantero, Ansu Fati se erigió en el líder ofensivo del Barsa. El joven delantero de 18 años anotó cuatro de los 10 tantos de su equipo en los primeros seis partidos domésticos. 

Ansu Fati, con sólo 18 años es el goleador del Barsa: cuatro goles en los primeros seis partidos. (Foto: AFP)

Ansu Fati, con sólo 18 años es el goleador del Barsa: cuatro goles en los primeros seis partidos. (Foto: AFP)

Los otros seis se los han repartido Messi, Coutinho, Sergi Roberto, Griezmann, así como otros dos goles se los hicieron en contra: Pau Torres, del Villarreal, y Lucas Olaza, del Celta. Está claro que lo de Ansu sólo no alcanza.

A Koeman le preocupa la falta de puntería. “No puede ser, fallamos demasiado”, lamentó tras el empate contra el Alavés. También Antoine Griezmann, tras poner fin a su racha negativa, hizo autocrítica: “Estamos fallando mucho, yo el primero. Hay que trabajar para mejorar. La temporada es muy larga y vamos a ir a más seguro”.

Los bajos rendimientos coinciden con el malestar general que viven los catalanes desde hace un par de meses. A la vergonzosa eliminación de la última Champions con un lapidario 8-2 propinado por Bayern Munich, hay que sumarle el amague de rescición de Messi, la ida por la puerta de atrás de Suárez y el portazo que dio días atrás Josep Bartomeu, presidente del club.

Por ahora Barcelona naufraga en la Liga. Habrá que ver si Ronald Koeman tiene la suficiente cintura como para poder sacar al equipo que está contra las cuerdas. 

HS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *