Thursday, May 6
Shadow

El conflicto por el River Camp: Linda jodita de Tinelli – River Plate en TyC Sports

El análisis del enfrentamiento por el River Camp, con el titular de la Liga Profesional en la mira.

Cuando Marcelo Tinelli se metió a dirigente de fútbol generó esperanza. Incluso fue considerado una de las víctimas del famoso 38 a 38. Su éxito como conductor y productor televisivo, su fama de hacedor de booms, su aura y su personalidad llamaba a la esperanza de un cambio que renovara el aire de la espesa dirigencia del fútbol argentino.


Contundente respuesta de River a la Liga Profesional: cambio de sede

Tinelli nos engañó pero la buena noticia es que la ilusión duró muy poco. Es un personaje más de la triste jungla de rosqueros que tratan de acomodarse con el poder de turno y que gestionan con la llave inglesa.

El desmanejo de toda esta situación de “te habilito-que no te habilito el River Camp” fue absolutamente innecesario y huele mal. Incluso el hecho de mandar a hablar a presidentes de clubes con estadios a medio terminar o con carencias históricas pero no por eso menos respetables. Cada uno tiene la casa que puede pero meterse con la casa ajena es de las cosas de peor gusto que pueden existir. Además, difícil que River quisiera abrir las puertas al mundo de la televisión de su centro de entrenamientos si no estuviera orgulloso de sus instalaciones, amén de todos los arreglos que le hicieron hacer, que implican dinero, un dinero que escasea en el fútbol argentino.

River propuso jugar en el Camp porque está arreglando su estadio. No porque no tiene ganas de abrirlo. No es un capricho. Ahora bien, es evidente que a muchísima gente le molesta y le indigna el tema, por la imagen del producto. A veces siento que me boludean. La imagen del producto… Cuidemos el juego, cuidemos a los que juegan bien, protejamos a los habilidosos, tratemos de que los campos de juego estén impecables y ayuden a jugar, seamos mejores administradores para no tener que desguazar planteles todas las temporadas, ayudemos a los árbitros a ser valientes y no colaborar con los que no quieren jugar, fomentemos una competencia limpia con ganadores y perdedores sin que muera nadie, no seamos cómplices de los barras y de su violencia…

Hay tantas cosas importantes, que detenerse en la capacidad de una cancha cuando no puede haber público parece una broma de mal gusto, como las que hacía Tinelli hace muchos años en programas que nos hacían reír.

Hoy nos hace llorar su involución.


Ultimátum de la Liga Profesional: postergó River - Banfield y reclama estadio en el comunicado


River vs. LPF, D'Onofrio vs. Tinelli: cronología de un 2020 lleno de conflictos


River también es poco serio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *