Los hinchas, que hace rato no pueden acompañar a su equipo de visitante, ahora tampoco pueden hacerlo de local por las restricciones que impone la pandemia del coronavirus. Pero siempre se las arreglan para demostrarle apoyo a los jugadores, como pasó este jueves al mediodía con el plantel de Newell’s, que ya está en viaje a Córdoba para el duelo con Talleres, este viernes a las 21.15 por el debut en el Grupo 4 de la nueva Liga Profesional de Fútbol. 

Luego del último entrenamiento en el predio de zona oeste, la delegación partió en dos colectivos, para cumplir con el protocolo que exige la AFA y el ministerio de Salud de la Nación y de las provincias. 

Humo rojo y negro, bombos, banderas y pirotecnia, configuraron una especie de tribuna abierta en la puerta del predio. Y los futbolistas respondieron saludando desde las ventanillas.